Entradas

Un diagnóstico a tiempo puede salvar vidas

Imagen
  Y como hoy el mundo se viste de Rosa, yo también lo hago por mí, por ti y por miles de mujeres que están atravesando por este desafío de la salud, de sostener su respiración acuesta.   Hace dos años y medio, me diagnosticaron con cáncer de mama, desde ese momento la vida me cambió, y estoy segura que vienen muchos cambios más.   Doy gracias por todas las experiencias que he atravesado en este tiempo, se ha acercado gente maravillosa, se han ido otros.   He vuelto de esta experiencia una aventura, en ocasiones divertida y a veces no tanto, pero aventura es aventura, que para mí hoy es sinónimo de Vida. Hoy es un día muy importante para crear conciencia sobre el cáncer de mama y la importancia de la prevención y el diagnóstico temprano. Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres en todo el mundo. Cada año se diagnostican más de 2 millones de casos nuevos y se producen más de 600 mil muertes. Sin embargo, si se detecta a tiempo,

"Las de la última fila"

Imagen
  Hola a todos y todas, hoy quiero compartir con ustedes una recomendación muy especial. Se trata de la serie “Las de la última fila”, una producción original de Netflix que me ha encantado y que creo que les va a gustar mucho también. “Las de la última fila” es una serie dirigida por Daniel Sánchez Arévalo, un reconocido cineasta español. La serie está protagonizada por cinco actrices españolas muy talentosas: Itsaso Arana, Mónica Miranda, María Rodríguez Soto, Mariona Terés y Godeliv Van den Brandt. Ellas interpretan a cinco amigas íntimas desde el colegio que todos los años organizan una escapada juntas. Este año, las circunstancias son especiales porque a una de ellas le acaban de diagnosticar un cáncer. La serie tiene seis episodios de unos 40 minutos cada uno,  es una comedia dramática que mezcla humor, emoción y reflexión. Las protagonistas se enfrentan a sus miedos, sus sueños y sus retos con valentía, optimismo y complicidad. Cada una tiene su propia personalidad y su propia h

Sé tu prioridad!!!

Imagen
¿Por qué nos conformamos con lo que nos toca, en vez de ir por lo que nos gusta? Dediquemos tiempo y energía a lo que nos hace felices, a lo que nos apasiona, a lo que nos hace crecer.  No nos conformemos con lo que tenemos, sino que busquemos lo que queremos.  No nos comparemos con los demás, sino que celebremos nuestra singularidad.  No nos critiquemos, sino que reconozcamos nuestras fortalezas y nuestras áreas de mejora.  No nos limitemos, sino que exploremos nuestras posibilidades.  No nos posterguemos, sino que seamos nuestra prioridad. No permitamos que nada ni nadie nos quite el tiempo, la ilusión, la alegría o la esperanza.  Hagamos lo que nos llena el alma, lo que nos enciende el corazón, lo que nos hace vibrar.  No nos conformemos con lo que nos toca, sino que vayamos por lo que nos gusta. Nota: Aplica para todo en la vida... No hay que esperar que estemos sobre la cuerda floja, para hacer de nosotros la prioridad.

Admiro la belleza del cielo que nos invita al movimiento!

Imagen
  Nos maravillamos con la belleza del cielo que nos llama a la acción. La belleza de una luna llena como la de hoy, que nos invita a movernos de nuestra zona de confort... Que nos invita a explorar horizontes, mover creencias y paradigmas. Que nos muestra la grandeza de la naturaleza y nos inspira a explorar, a crear, a expresarnos. El cielo es un puente que conecta el horizonte con el infinito, nos hace soñar y nos anima a perseguir nuestros sueños. El cielo es un espejo que refleja nuestra luz y nuestra sombra, nos ayuda a conocernos y nos reta a crecer. El cielo es un lienzo que cambia de color y forma según el momento del día, las estaciones y el clima. Un lienzo para creer y crear..... Hoy es un día para dar el paso!

Vivo en mi Ley. La ley de la abundancia, el placer y la felicidad

Imagen
  Esta es la ley que rige mi vida, la que me permite disfrutar de cada momento, de cada oportunidad, de cada bendición.  No me conformo con menos, ni me dejo llevar por el miedo, la escasez o la culpa.  Sé que merezco lo mejor, y que el universo me lo provee con generosidad.  Vivo en mi Ley, porque es la única forma de ser auténtica, de ser libre, de ser feliz. Te invito a que apliques esta ley en tu vida cotidiana. Por ejemplo: Agradece todo lo que tienes y lo que recibes cada día. Reconoce la abundancia que te rodea y que fluye hacia ti. Busca el placer en las cosas simples, en las actividades que te gustan, en las personas que te hacen bien. No te niegues el derecho a disfrutar de tu cuerpo, de tu mente, de tu espíritu. Cultiva la felicidad desde dentro, no dependas de factores externos para sentirte bien. Sé optimista, positivo, alegre. Sonríe, ríe, baila, canta. Expresa tu alegría y compártela con los demás. Vive en el presente, no te preocupes por el pasado ni por el futuro. Acep

Mi experiencia con las quimioterapias

Imagen
Hace dos años empecé un tratamiento de quimioterapias para combatir el cáncer de mama que me habían detectado unos meses antes. Fueron 16 sesiones en total. Cuatro de quimioterapias rojas y doce de quimioterapias blancas. Me explicaron los posibles efectos secundarios, los riesgos, los beneficios. Me dijeron que era mi mejor opción para vencer al cáncer. Me dijeron que tenía que ser fuerte, positiva, valiente que todo iba a estar bien. Pero yo no me sentía así. Me sentía asustada, con muchas incertidumbres. Dos años después creo que en el fondo no quería hacerme las quimioterapias. No quería perder el cabello, la energía, no quería sentir esos efectos secundarios como las náuseas, el vómito, etc. No quería sufrir el dolor. No quería enfrentarme a la muerte. Pero tampoco quería rendirme. Quería intentarlo, queria sanar. Quería cumplir mis sueños, y lo más importante vivir. Así que decidí hacerme las quimioterapias. Y fue una de las experiencias más difíciles y más hermosas de mi vida. F

Marchita

Imagen
  Ayer (14/06/2023) salí de cita médica con la oncologa, fue una cita relativamente buena.  La sentí más dispuesta y atenta a mí descripción de cómo me he sentido en el último mes.  Le dije que tengo la piel muy sensible, que me pica mucho y me quedan manchas por todo el cuerpo cada vez que me rasco. Le hablé una vez más del agotamiento. También le comenté que me sigue doliendo la columna, que las radioterapias no me quitaron el dolor, que por el contrario ahora lo siento más disperso.  Ella leyó los examenes de laboratorio y dijo que todo esta relativamente normal. Excepto la vitamina D, que esta muy por debajo de los valores normales.  Me recomendó que comprara de manera particular un medicamento de alta dosis de vitamina D. Me envió una serie de exámenes.  La sentí más amable y cercana de lo habitual.  Luego de esa cita, escribí este poema, pues salí con la sensación de ser una flor que se marchita, con el agravante de tener conciencia de ello.  Te veo marchitar como una flor sin ag